La Pedrera o Casa Milà y Gaudí

La pedrera BarcelonaLa Pedrera, aunque destino turístico y con unas colas impresionantes a según qué horas del día, es visita obligada en Barcelona. Además de ser uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, su terraza ofrece unas vistas indescriptibles junto con su propia decoración totalmente atemporal que a sus 100 años sigue siendo futurista.

La pedrera, encargada a Antonio Gaudí por la familia Milà a los que debe su nombre original, fue acabada definitivamente en 1912.

Gaudí, unos de los genios arquitectónicos que vistió Barcelona a principios del s.XX, amante apasionado de las estructuras naturales, intentaba reflejar en sus obras atisbos de vida siguiendo su creencia de que todas estas formas obedecían a necesidades prácticas, de protección, de resistencia y compactación. La fachada, en su momento objeto de burla y chistes, toda ella de piedra calcárea de Vilafranca, dicen que recuerda a las olas del mar, mientras que el techo, de azulejos blancos, recuerda unas montañas nevadas. El desván, realizado con la teoría de los arcos catenarios, recuerda al esqueleto de una serpiente y era la zona donde antiguamente se hallaban los lavaderos. En la azotea Gaudí unió la funcionalidad y la estética para dar a luz a un conjunto de torres que todavía hoy hacen de chimenea, salida de humo o de ventilación. En esta ocasión, nos recuerdan yelmos de guerreros, como describe el poeta Pere Gimferrer en una de sus obras.

La pedrera Barcelona

En la visita, a parte de la azotea y el desván, también podemos acceder a un piso decorado al estilo modernista para mostrar como vivía una familia burguesa a principios del s.XX. A Gaudí le gustaba hacerse cargo del conjunto, por lo que él también participaba en el diseño del mobiliario.

Por rincones de la Pedrera podemos encontrar símbolos religiosos, que Gaudí utilizaba en la mayoría de sus edificios. Por ejemplo en la fachada podemos leer parte del Ave María en latín. En la parte superior de cada ola hay una palabra, que en su conjunto dice: “Ave Maria gratia plena. Dominus tecum”. O en el techo del segundo piso hay una inscripción que pone: “Oh Maria, no et sàpiga greu lo petiteta, perquè també ho són les flors i les estrelles” (Oh María, no te sepa mal ser pequeñita, porque también lo son las flores y las estrellas) interpretación de unos versos de Francesc Matheu Fornells.

En verano, además, la Pedrera ofrece conciertos de jazz en la terraza y en el café de la Pedrera puedes disfrutar de una cena con música en directo.  Y desde el 17 de marzo de 2012 ofrece un nuevo recorrido nocturno por la Pedrera Secreta.

Después de la visita a esta magnífica obra de arte recomendamos parar a comer algo en el restaurante de tapas Bodegueta provença, una apuesta segura para deleitarse con sus platillos y recobrar fuerzas.

Dirección: Passeig de Gràcia 92, 08008 Barcelona

Clica en el link para ver más fotos sobre La Pedrera.

Fundación Tàpies – trabajos del taller de Eva Hesse

Después de dos años de obras, el renovado espacio de la Fundación Tàpies mantiene una programación en la que se presentan simultáneamente, en los diferentes espacios del centro,  las exposciones de obras de Tàpies, de la colección de la Fundación con exposiciones temporales de diferentes autores relevantes del panorama del Arte Contempóraneo.

Fundación Tàpies BarcelonaHasta el 1 de agosto, la Fundación  presenta  una pequeña muestra de Trabajos del Taller de Eva Hesse ( 1936-1970), una buena oportunidad para descubrir de cerca obras como sus esculturas en látex o fibra de vidrio. Los trabajos del estudio constituyen el centro de esta exposición y han sido reunidos a partir de diversas colecciones. La intensa carrera artística de Hesse abarcó tan sólo diez años, pero su producción ha tenido una importancia decisiva para la historia del arte del siglo xx. La carrera de Eva Hesse se vio bruscamente interrumpida por su trágica muerte, a causa de un tumor cerebral, en mayo de 1970, cuando tenía treinta y cuatro años. Dejó un estudio lleno de obras, tanto acabadas como inacabadas, así como numerosos trabajos más pequeños. El conjunto de piezas en papel maché de esta exposición, se muestran en público por primera vez.

Fundación Tàpies BarcelonaAdemás, es una ocasión para visitar la exposición Alma Matrix. de las artistas Bracha L. Ettinger y Ria Verhaeghe en las que vemos cómo las formas de representación de estas dos artistas generan un espacio de cura hacia los otros. Ettinger (Tel Aviv, Israel, 1948) y Verhaeghe (Roeselare, Bélgica, 1950) hacen uso de las imágenes de personas anónimas encontradas en diarios y material de archivo, las cuales articulan mediante métodos de compilación y técnicas de copia, borrado, trazado y pintura.

Si nos quedamos con ganas de ver más, la mediateca de la Fundación pone a nuestra disposición materiales de los artistas presentados.

La verbena de Sant Joan y el solsticio de verano

Aunque el día 21 de junio es la llegada del solsticio de verano, y era una festividad pagana, hoy en día no lo celebramos hasta el 23 por la noche, raíz de la instauración del cristianismo. Durante esta fiesta se disponen varias hogueras de muebles y trastos viejos que una vez puesto el sol, se les prenderá fuego, símbolo de la purificación.

Cada barrio de Barcelona lo celebra a su manera, pero la playa es el lugar escogido por muchos jóvenes para poder disfrutar de los fuegos artificiales, que cada año iluminan la costa de Barcelona, y esperar el amenecer desde la arena.

Por un lado, una fiesta alegre, por otro, los días empiezan a ser más cortos.

Los imprescindibles acompañantes de la fiesta son la tradicional coca y el cava. Hay varios tipos de cocas, las más comunes son la de frutas y piñones o la de “llardons“.

Coca Sant Joan Barcelona

Coca Sant Joan Barcelona

¡Feliz verbena de San Juan!

¡Y que el fuego os acompañe!