Tienda de jabones Hermanos Sabater | Barcelona

El barrio Gótico de Barcelona, a parte de esconder mucha historia detrás de cada esquina, también esconde pequeñas tiendas con mucho encanto. Tocando a la Plaza Sant Felip Neri, existe desde 2006 una pequeña tienda de jabones originaria de Argentina pero de familia catalana que emigró en su momento: la Fabrica de jabones de Hermanos Sabater. La tercera generación es la que hoy en día gestiona el negocio, que no solo vende en Barcelona, sino en Atenas, Buenos Aires y Santiago de Chile. Con un sinfín colores y de aromas, unas cajas disponen los diferentes tipos de jabones y unos carteles identifican el olor de cada variedad, tan diversos como té verde, sándalo, argán, hierba, romero, menta o jazmín, que es el más vendido, entre otros muchos.

Tienda de Jabones artesanales Barcelona

También encontramos diferentes formas, unos con la marca Hermanos Sabater a modo Art Decó, otros a modo de pastilla antigua, otros en forma de baldosas de Barcelona, o también pétalos, pequeños muñequillos, virutas, números y letras.

Las pastillas más grandes se fabrican en un taller que tienen en Barcelona, pero las diferentes formas más pequeñas se arealizan en la misma tienda. Algunos de los jabones contienen mica, que deja, como si de purpurina se tratase, las manos con pequeños reflejos brillantes.

Jabones Hermanos Sabater Barcelona

La presentación para regalo es impecable; hay varios tipos de cajitas; individuales o de 3 pastillas, a escoger el color. Yo no pude resistirme y compré algún que otro jabón para regalar. Vale la pena innovar en olor.

Adjunto un vídeo de la tienda de jabones por si queréis saber más.

Y la web oficial de la Fabrica de Jabones Hermanos Sabater.


Ver Fabrica de Jabones Hermanos Sabater en un mapa más grande

Bodevici, la heladería ecológica | Barcelona

¿Alguna vez has probado un helado de queso de cabra? Pues Bodevici te ofrece entre tantos este helado que para mi sorpresa me sorprendió muy gratamente.

Esta heladería, que se encuentra en Gracia, tiene los mejores helados de Barcelona! No sólo por los deliciosos sabores de las diferentes variedades que ofrecen (chocolate, leche merengada, frambuesas, avellana, coco, queso de cabra, menta chocolate, etc) sino que también por el “bioconcepto” que hay detrás. Es una heladería sostenible 100%. Sus helados son procedentes de Agricultura Ecológica (es decir sin colorantes, ni conservantes, sin productos químicos de síntesi…) y los envases son biodegradables. Una pizarra define claramente lo que bioconcepto significa, que más allá del “reciclaje”, acoge la salud, la sostenibilidad, el cuidado por el medio ambiente y por las personas.

Bo de vici, heladería ecológica

El creador y propietario se llama Jordi, que con la idea en mente se fue un año a la fábrica artesanal de helados, que actualmente le abastece, a conocer el oficio. La relación de colaboración con dicha fábrica es muy estrecha y le permite el hecho de modificar y adaptar los helados al gusto del consumidor. El equipo de empleados, todos ellos encantadores y conocedores de cada una de las composiciones de los helados, hacen que el servicio sea estupendo y te puedan especificar cualquier cosa que les preguntes.

Bo de vici, heladría ecológica

Con el objetivo de evitar la estacionalidad del producto, y con ánimos de estar abiertos durante todo el año, también sirven chocolate caliente, cocas de cristal, yogur con frutas y zumos, todo ello de agricultura ecológica.

Los helados son aptos para celíacos, hay algunos sin lactosa y otros sin azúcar.

Si sois atrevidos, os gusta el helado y el queso de cabra, os animo a probar el de queso de cabra! Es muy suave y os prometo que os sorprenderá en positivo.

Dirección: C/Torrijos 21, 08012 Barcelona  –  C/Astúries 2, 08012 Barcelona

Web oficial de bodevici.


Ver Bodevici, heladería ecológica en un mapa más grande

La Font d’en Ribas

Desde mi querido amigo el Casino de la Rabassada, al que aprecio con cariño y visito de vez en cuando con devoción, se puede llegar fácilmente a dos fuentes: la Font de la Rabassada, que formaba parte de los jardines del casino y, unos pocos metros más adelante, la Font d’en Ribas, una de las fuentes más bonitas de Collserola. También se puede acceder a estas fuentes por otros caminos del bosque.

Font d'en Ribas, Collserola

Esta fuente, construida en 1909, de estilo modernista, se realizó para lo que debería haber sido la casa de Lluís Ribas, una de las fortunas más grandes de Barcelona por aquel entonces, que había heredado, como sobrino, el legado de los hermanos Rossend, Frederic i Lluís Regodosa. Para este proyecto contó con el arquitecto Emili Sala i Cortès. Pero al morir sin descendencia, su mansión nunca se acabó, y lo único que se llegó a construir, y que aun hoy en día podemos ver, es un viaducto, los fundamentos que el bosque se ha ido tragando y la preciosa fuente rodeada de vegetación y humedad a la que los rayos del sol poco alcanzan. También se dice que no era una casa lo que quería construir, sino un hotel, viendo la posibilidad de hacer negocio estando situado al lado del gran hotel del Casino.