Les gens que j’aime

bar cocktails barcelonaLes gens que j’aime (que quiere decir la gente que quiero) es un bar de cocktails en el centro de Barcelona. En sus inicios era frecuentado por la gauche divine, y detrás de una cortina roja, que hoy en día ya no existe, las fantasías libidinosas de la burguesía bohemia se hacían realidad. Ahora sigue teniendo el mismo aspecto que desde su inauguración, en 1967, y es una pequeña joya en el eixample que se distingue de los demás bares porque en la penumbra del bar, en una esquina, agazapada, está la vidente que nos lee las cartas (tarot) o las manos (quiromacia), según el día.

Esta seudociencia, no demostrable y esotérica, siempre me ha atraído de una manera curiosa más que realista, con esa sensación de miedo a una revelación de un futuro incierto. La verdad es que me leí las manos una vez y acertó bastante, sea por mi disposición a encontrar coincidencias, sea por las coincidencias reales. Pero algún día volveré, esta vez a por el tarot.

Al margen de la vidente, Les gens que j’aime respira un tono de misterio. Su acceso es a través de unas escaleras que bajan a un sótano.  Luces bajas, música tranquila, sillas y sofás de terciopelo rojo, cocktails para todos los gustos y una decoración saturada de cuadros que apenas se intuyen, es un lugar perfecto para una velada íntima y tranquila alejada del tumulto y de los diseños minimalistas.

bar cocktails barcelona

A un lado de la barra, unas pequeñas escaleras de madera, de peldaño extremadamente estrecho, te llevan a una balaustrada inestable desde donde se puede tener otra perspectiva del bar. Justo ahí, están los diminutos aseos.

Tarot: de lunes  a viernes (noche)

Quiromacia: de jueves a sábado (noche)

Dirección: C/Valencia 286, 08008 Barcelona

Horario: de domingo a jueves de 18h a 2h / viernes a sábado de 19h a 3h

Teléfono: 93 215 68 79


Ver mapa más grande

Dry Martini Barcelona

Cocteleria Dry Martini BarcelonaHacer cócteles es todo un arte, y este arte lo poseen los barmans del Dry Martini, expertos en materia, que te asesoran según tus gustos y “moldean” el cóctel con su toque personal.

El ambiente es variopinto y lo frecuentan personas de alrededor de 40 años, aunque también podemos ver a grupos de gente más joven amantes de un buen cóctel.

La especialidad del local es el que su nombre indica, el Dry Martini, del que podemos saber cuántos se han pedido a lo largo del tiempo gracias a un contador. En un principio este recuento se hacía manualmente. El fundador del bar, Pedro Carbonell, anotaba los Dry Martini que se iban sirviendo. Actualmente, aunque discorde con el resto de la ambientación del local, se dispone de un contador automático que ya ha superado el millón de Dry Martinis.

Fue fundado en 1978 por Pedro Carbonell, a quien Javier de las Muelas, actual propietario y “coctelero” de renombre, considera su maestro. De iluminación tenue, mobiliario de madera, acomodación de cuero verde y música suave tipo jazz, es un buen lugar para degustar un coctel tranquilamente con amigos.

En la parte trasera existe uno de los primeros restaurantes “clandestinos” de Barcelona; el Speakeasy, al que dedicaremos un post más adelante.

Abierto de lunes a viernes de 13h a 2:30h. Sábados y domingos de 18h a 3h.

Dirección: Aribau 162, 166, 08036 Barcelona

Telf: 93 217 50 72


Ver Dry Martini en un mapa más grande