Archivo de la etiqueta: guía alternativa de barcelona

Corpus i l’Ou com balla | Barcelona

Corpus, l'ou com Balla BarcelonaLa primera festividad del Corpus Christi en Barcelona se remonta al 1320, momento en que se empezó a celebrar este día con fines pedagógicos y moralizadores religiosos. Para ese entonces era la fiesta mayor de Barcelona y consistía en una procesión del Santísimo Sacramento con una primera comitiva popular con los entremeses (representaciones teatrales en este caso de personajes de la Biblia) y una segunda comitiva religiosa con la custodia del Santísimo Sacramento sobre el trono de Martí l’Humà.

En Barcelona este día se sigue celebrando, y sigue teniendo vertiente religiosa aunque se celebra de una manera más lúdica y con personajes y actividades ya tradicionales que han ido incorporándose a esta festividad como los gigantes, los “capgrossos”, el Drac, els castellers, els balls de bastons, etc.

La tradición más curiosa y que se tiene constancia de realizarla en el Claustro de la Catedral desde 1440 es la de “L’Ou com Balla” (el huevo como baila). En lo alto de los surtidores de las fuentes de la ciudad se pone a bailar un huevo vacío y se decora toda la base de la fuente con flores y plantas a modo decorativo.

Hay varias versiones del origen de esta actividad, desde religiosa, simbolizando el momento de la elevación, hasta de fertilidad y plenitud o de un simple juego.

Hoy en día podemos ver bailar al huevo en varios lugares, la mayoría de ellos en el centro histórico de Barcelona:

  • Reial Acadèmia de Bones Lletres (C/Del Bisbe Caçador 3)
  • Arxiu de la Corona d’Aragó – Palau del Lloctinent (C/dels Comtes 2)
  • Museu Frederic Marés (Pl. de Sant Iu 5)
  • Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona – Casa de l’Ardíaca (C/Santa Llúcia 1)
  • Seu de la Catedral, Claustre
  • Ateneu Barcelonés (C/de la Canuda 6)
  • Església de Santa Anna (C/de Santa Anna 29)
  • Basílica de la Puríssima Concepció (C/Roger de Llúria 70)
  • Col·legi Escolàpies Llúria (C/Aragó 302)
  • Reial Monsetir de Santa Maria de Pedralbes (Baixada del Monestir 9)
  • Taller Escola Sant Camil (C/de Sales i Ferré 60)
  • Parròquia de Sant Jeroni de Montbau (Pl. de Mossèn Ferran Palau 3)
  • Capitania General de Barcelona (Passeig de Colom 14)
  • Parròquia de Santa Maria del Remei (Pl. de la Concòrdia 1)

Finalmente comentar que una de las festividades del Corpus más tradicionales que se ha mantenido a lo largo del tiempo es la Patum de Berga, única forma de expresión cultural catalana declarada Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO. Desde el miércoles y hasta el domingo de esa semana, los antiguos entremeses procesionales, convertidos hoy en comparsas festivas, se despliegan por todos los rincones de la ciudad de Berga.

Aquí podéis encontrar información más extensa del Corpus en Catalunya.

El Corpus se fija en sesenta días después del domingo de resurrección, por lo que cada año varía según caiga Semana Santa.

Rambla Catalunya, jirafa Coqueta y toro Pensador | Barcelona

Rambla de Catalunya es un paseo de Barcelona que siempre ha quedado a la sombra de Paseo de Gracia o las Ramblas, a pesar de ello también tiene un encanto especial y señorial que atrae tanto al visitante como al barcelonés durante cualquier estación del año.

Rambla de Catalunya, Barcelona

Con Restaurantes y cafés, tiendas centenarias, edificios modernistas y alguna que otra iglesia y galería de arte, en Rambla Catalunya se puede disfrutar de un paseo tranquilo a la sombra de los tilos.

Vale la pena pararse a observar lugares tan bonitos o particulares como (en orden de bajada desde la Diagonal):

  • La Casa Serra de Puig i Cadafalch de 1908, actual sede de la Diputación de Barcelona (esquina con Diagonal).
  • La iglesia de la Mare de Déu de Montsió (núm. 115 de Rbla Cat) que ha viajado por Barcelona en varias ocasiones hasta su actual ubicación.
  • El restaurante La Bodegueta (núm. 100 de Rbla Cat) de 1942, lugar auténtico, con olor a vino de barril, al que se accede por unas escaleras estrechas,  y donde sirven tapas o platillos deliciosos.
  • La farmacia Bolós (núm. 77 de Rbla Cat) de estilo modernista con una puerta de madera y vidrio emplomado.
  • La ferretería Villà (núm. 54 de Rbla Cat) de 1912 también de estilo modernista donde continúan el oficio atendiendo como en el siglo pasado, dicen.

Ya han pasado a la historia otros comercios emblemáticos de Rambla Catalunya como el colmado Quílez, uno de los más emblemáticos de Barcelona, o la galería de arte Prats, que había sido una sombrerería.

Jirafa coqueta, Rambla de Catalunya

A ambos extremos de Rambla Catalunya delimitan el paseo unas estatuas de animales humanizados de carácter irónico. Junto a Gran Vía, tenemos al toro Pensador y en avenida Diagonal nos sorprende la jirafa Coqueta. Ambas estatuas son de Josep Granyer y están inspiradas en obras maestras como el pensador de Rodin y Paulina Bonaparte de Antonio Cánova, respectivamente.

El origen de estas piezas viene dado por una reivindicación de la asociación de “Amics de la Rambla de Catalunya” para proteger el paseo de un proyecto devastador; querían convertir la rambla en una arteria de circulación. Por ello recurrieron al arte para impedirlo vendiendo el paseo como un parque de esculturas de Josep Granyer, proyecto que salvó la rambla pero que no se llevó a cabo en su totalidad, dado que en vez de diez estatuas que debían decorar cada una de las esquinas del paseo, sólo se hicieron la primera y la última; la jirafa Coqueta y el toro Pensador.

Desde el blog agradecer a estas pequeñas asociaciones que con su esfuerzo y empeño han conseguido mantener pequeños tesoros de Barcelona.

Campanario de Santa Maria del Pi | Barcelona

Santa Maria del Pi BarcelonaYa hace un tiempo que se ha abierto el campanario de Santa Maria del Pi al público, un nuevo mirador a la ciudad de Barcelona que no envidia nada al resto de atalayas de la ciudad.

Santa Maria del Pi es una de las iglesias góticas de la Barcelona medieval y devota junto a la Catedral, Santa Maria del Mar y la iglesia de Sant Just i Pastor.

Los orígenes más antiguos de Santa Maria del Pi se remontan al s.X por referencia documental, pero la basílica actual fue iniciada hacia el 1320. Con planta de nave única, cubierta por trece tramos de crucería gótica y capillas laterales entre los contrafuertes de la nave, es un edifico característico del gótico catalán.

El campanario, que no está unido a la iglesia, se empezó a construir a mediados del s.XIV siendo una obra de calidad estructural y artística. Está separado en tres cuerpos por cuestiones estructurales, para hacer del campanario una estructura robusta y repartir el peso adecuadamente. Si nos fijamos, el problema del peso también viene resuelto porque a medida que subimos un tramo éste cada vez es más pequeño, hecho que no se hace evidente desde el exterior. Lo construyeron 3 arquitectos el último de los cuales fue Bartomeu Mas.

Como curiosidad hay una tradición popular de la edad media que decía que los edificios principales se construían con la ayuda del demonio, por el hecho de que eran edificios especiales y significativos que no podían haber sido construidos solo por el hombre. Entonces se decía que el demonio ayudaba al arquitecto a cambio de que en el momento de poner el escalón número 100 le tenía que dar el alma. Así que el arquitecto en el momento de llegar al escalón 99 del campanario paraba la construcción de éste y se dedicaba a otras cosa de la iglesia. Una vez moría el arquitecto que estaba en la labor le sucedía el siguiente y podía seguir elevando la torre con más escalones porque él no había hecho ningún trato. El demonio enfadado porque le habían engañado marcaba con la pata el escalón número 100. Y todo el mundo iba a buscar el escalón del demonio que estaba marcado con la pata. Dicen los archivos de la iglesia que el rector, cansado de que el pueblo subiera  a ver la pata del demonio, la borró, por lo que hoy en día ya no la podemos ver. 😉

Las paredes no se han tocado, pues tienen la historia del pasado. Durante la guerra de sucesión el campanario fue usado como refugio. Las monjas del convento de carmelitas descalzas por miedo que les cayera una bomba se desplazaron todas a vivir al campanario y se refugiaron en los dos primeros pisos.

Antiguamente se fundían las campanas en la planta baja de la torre y entonces a través del hueco que queda en el centro de la torre (el óculo central) las subían hasta lo alto del campanario.

Campanas Barcelona

Actualmente hay seis campanas, todas anteriores al sXVIII excepto la más pequeñita que la llamaban “el esquirol” (la ardilla), porque era la más pequeña y tenía un sonido más agudo. Tenían una función tanto civil como eclesiástica, en ambos casos eran campanas de aviso. La campana mayor se llama Antònia del Pi y originalmente es del s.XV pero se reconstruyó en 1780 ya que fue condenada a fundirse porque tocó durante los bombardeos de 1714. Sin embargo los feligreses la rescataron, (aunque no tuvo la misma suerte la Honorata, la campana de la Catedral, el cobre de la cual se destinó a hacer cañones). Anònia del Pi, hubo un día que se agrietó y entonces la fundieron y con el mismo metal volvieron a hacer otra igual.

Los nombres de las campanas son Antònia y Andreua (las mayores), Vicenta y Maria (los cuartos) y Josefa (las horas) y l’Esquirol.  Las campanas se bautizaban porque se consideraba que tenían la voz de Dios y por tanto tenían padrinos que les ponían el nombre.

En lo alto del campanario podemos apreciar algunos dibujos grabados en el suelo, se trata del juego tres en raya doble con el que se entretenían los campaneros entre toque y toque. Pero también en las paredes encontramos nombres de campaneros y de maestros de obra que quisieron quedar para la posteridad.

Durante muchos años fue el edificio más alto de Barcelona con 54m de alto. Aun hoy día lo alto del campanario ofrece unas vistas espectaculares de Barcelona.

vistas Barcelona Santa Maria del Pi

También existe otra visita al campanario más experiencial que se efectúa más entrada la noche. Luz, música, olores, colores, inundan la torre y te trasladan en el tiempo. Finalmente en lo alto del campanario de Santa Maria del Pi se puede observar la Barcelona anochecida con una copita en la mano. Vale la pena vivir la experiencia. Si te animas reserva con antelación

Duración: 1 hora y 30 minutos
Horarios: Sábados a las 21:30h
Precio: 25eur
Recomendaciones: calzado cómodo.
Teléfono: 653 997 987