Refugio antiaéreo 307, Barcelona

En el subsuelo de Barcelona se construyeron 1384 refugios antiaéreos durante la guerra civil.

Hoy nos centraremos en el refugio 307, en la zona de Poble Sec, zona cercana al puerto, por lo que uno de los objetivos de bombardeo.

Refugio antiaéreo 307, Barcelona

Así como la mayoría de refugios se hacían cavando hacia abajo, con profundidades que podía llegar hasta los 25 metros, en este caso se aprovechó la montaña para facilitar el trabajo y excavar directamente en horizontal. En este refugio antiaéreo cabían hasta 2.000 personas. Las paredes estaban reforzadas con ladrillos y el techo era tipo volta catalana. A lo largo de los túneles se disponía de electricidad, de bancos, de lavabos y de una pequeña enfermería en caso de llegar algún herido, todo ello totalmente precario y escaso.

La enfermería era una espacio de unos 6 metros cuadrados que contaba con pocas literas para aquellas personas que llegaban heridas. Esta zona estaba aislada del suelo de barro con una capa de ladrillos y una capa de aire para evitar las humedades.

Refugio Barcelona

En cuanto a lavabos había 3 para hombres y 3 para mujeres dispuestos en los laterales de los pasillos. El de los hombres consistía en un agujero en el suelo, el de las mujeres en un humilde vater de porcelana.

Refugio Barcelona

También había una serie de rótulos escritos con pintura roja que recordaban algunas normas del lugar, como que estaba prohibido hablar de política o religión, que se tenía que dejar sentar a ancianos, mujeres y niños, que no atascasen los pasillos, etc, una serie de indicaciones que hacían la convivencia más segura y disciplinada, obligatorio en un espacio tan pequeño.

Refugio Barcelona

Las llaves del refugio se pasaban de persona en persona a modo de testigo. Esta persona era la responsable de abrir el refugio en caso de bombardeo y sería el encargado de llegar el primero para abrir las puertas a la población.

Estos refugios son el recuerdo de uno de los episodios más trágicos de la crónica de Barcelona. Una población que sufrió ataques estando en la retaguardia y que por lo tanto no estaba preparada para la guerra.

Una vez acabada la guerra, el refugio 307 sirvió para otros efectos. Una fábrica de vidrio utilizó una parte de horno y almacén, por lo que esta zona quedó totalmente ennegrecida. También fue la época del barraquismo, y muchos immigrantes de fuera de Catalunya que venían en busca de trabajo, se construyeron chabolas por esa zona, por lo que una familia andaluza, en busca de su hogar, también se aprovechó del lugar y se instaló en otra zona apropiándose del espacio y haciéndolo más acogedor instalando una chimenea y decorándolo a su manera.

Refugio Barcelona

Finalmente compartía también los túneles un “cultivador” de setas, ya que se trataba de un lugar idóneo para su crecimiento, húmedo y oscuro. Por lo que el refugio estuvo durante años compartido para estos tres efectos: fábrica, hogar, cultivo. Finalmente quedó abandonado a merced del tiempo.

Otro refugio interesante de ver y libre de acceso es el refugio de la Plaça de la Revolució.

Navegando por internet he encontrado una pequeña perla de la memoria histórica de la ciudad. Un blog escrito por una veintena de personas repartidas en grupos de centros cívicos y casales que realizan clases de informática y donde escriben recuerdos de antaño.

Dirección: Nou de la Rambla 169, 08004 Barcelona

Acceso: Metro: Paral·lel

Horario de visita:

De lunes a sábado solo para grupos con reserva previa.

Domingos: visitas comentadas a las 10:30h, 11:30h y 12:30h.

En todos los casos son plazas limitadas y es imprescindible reserva previa: 93 256 21 22 o reservesmuhba@bcn.cat (horario de atención de lunes a viernes de 10 a 14h y de 16 a 19h)

Festivos cerrado.

Fuente de Montjuïc | Barcelona

Poca gente deja de visitar la fuente mágica de Montjuïc, con sus juegos de agua, color y sonido, cuando viaja a Barcelona. Lo que en 1929 fue una gran obra de ingeniería, todavía hoy sigue siendo una gran atracción tanto para el turista como para el barcelonés.

Fuente Magica Montjuïc Barcelona

Os adjunto los horarios del espectáculo de la fuente de Montjuïc:
Del 7 de enero al 14 de febrero: cierre técnico anual
Del 15 de febrero al 30 de abril, viernes y sábados, de 19h a 21h. Pases: 19h, 19:30, 20h, 20:30
Del 1 de mayo al 30 de septiembre, de jueves a domingos, de 21h a 23:30. Pases: 21h, 21:30, 22h, 22:30, 23h (Los días 11, 12 i 13 de julio, el pase se realizará sin música)
Del 1 de octubre al 6 de enero, viernes y sábados, de 19h a 21h. Pases: 19, 19:30, 20h, 20:30.

Con el fin de proyectar los avances de la industria catalana en el exterior y gracias al éxito de la Exposición Universal de 1888 y el avance tecnológico y urbanístico que supuso, en 1929 Barcelona volvió a celebrar la exposición internacional. Un proyecto de tal envergadura necesitaba espacios grandes y monumentos sorprendentes, y se escogió la zona de Montjuïc. Para decorar el lugar en donde se habían ubicado, hasta 1928, las cuatro columnas de Puig i Cadafalch, se abrió un concurso de proyecto que ganó Carles Buïgas con la innovadora propuesta de fuente mágica.

La fuente se construyó en menos de un año y parte importante de su estructura original todavía se mantiene, aunque gran parte está en desuso. Estructura de hormigón armado y bigas de hierro alojan las diferentes salas del subsuelo de la fuente: la sala de turbinas de aire para enfriar los espacios de generación de energía, dos salas con generadores eléctricos, la sala de control, pasillos, y la zona de los surtidores…

Mientras el agua y la luz asombraban a la ciudad entera, veinte personas trabajaban bajo la fuente a un ritmo frenético accionando palancas y pulsadores, controlando que todo saliera a la perfección. Treinta y cinco surtidores repartidos en tres estanques concéntricos y estructuras hexagonales giratorias con capas de color daban vida y siguen dándola a la emblemática fuente de Montjuïc, uno de los muchos iconos de Barcelona.

Fuente Montjuïc Barcelona

A lo largo del tiempo la fuente fue sufriendo remodelaciones, y en los años 80 se incorporó la música. Actualmente el control de la fuente no está en sus entrañas, sinó en una torre situada al lado, y ya no son palancas las que la manejan sino un ordenador y como mucho 2 o 3 personas. Los tiempos cambian y la tecnología sigue avanzando a pasos agigantados.

Gracias al 48hopenhousebcn pude visitar esta parte escondida de la fuente y recordar que el resultado de las ilusiones son la recompensa de un esfuerzo.

Para ver más fotos del interior de la fuente de Montjuïc.

Dirección: Pl Carles Buïgas, 1, 08038 Barcelona
Distrito: Sants-Montjuïc
Barrio: El Poble Sec

 

Alcantarillado de l’eixample

Cloacas Barcelona Paseo San JuanCada día nos duchamos, hacemos nuestras necesidades, ponemos alguna lavadora o lavaplatos, nos lavamos las manos, etc. También en la ciudad es necesario el riego de parques o la limpieza de las calles… El número de tareas diarias que implican el uso de agua son muchas ocasionando entre unos 5.000 y 7.000 litros por segundo de agua residual a diario. Sin meterme en términos de sostenibilidad, esto supone un mundo subterráneo paralelo de 1.693km de ríos y afluentes que canalizan el agua a las depuradoras.

Las alcantarillas más antiguas que se han encontrado en Barcelona son de la época romana, que ya eran conscientes de la necesidad de evacuación de estas aguas residuales sobretodo por condiciones higiénicas y de salubridad. Desde entonces se ha ido perfeccionando a lo largo del tiempo. La red de alcantarillado de l’eixample, que se puede visitar en su tramo de Paseo San Juan entre Diagonal y Aragón, data de 1891.

Ayer fui a esta visita, que organiza La Fàbrica del Sol, y es muy interesante. El lugar de encuentro, previa reserva por teléfono o mail, es en el Paseo San Juan 91. Te equipan con cascos y guantes y por unas escaleras desciendes a lo más decente de todo el alcantarillado de Barcelona (lo más decente porque este tramo lo tienen habilitado para visitas). Huele mal y se asoma alguna que otra rata durante el recorrido, pero la visita es totalmente recomendable.

Acceso a las cloacas

Cada una de las calles de la ciudad tiene un túnel, más grande o más pequeño, por donde circula el agua residual de cada uno de los edificios, que llegan a través de un pequeño orificio en el canalillo. Hay unas entradas más grandes en los laterales, que es por donde entra el agua de las calles cuando llueve. Cuando se llega a Aragón hay una pequeña cascada que desvía el agua de la circulación del metro y una vez pasada la calle Aragón unas bombas vuelven a subir el agua a su nivel. En el lado de Diagonal, justo debajo de la plaza Mossen Jacint Verdaguer, un río bastante importante lleva los residuos del área de Barcelona que queda por encima de la Diagonal.

Cloacas Barcelona

Como podéis observar en esta foto, y en otras si vais al facebook de anotherBCN, el agua contiene pocos residuos sólidos. Tanto el papel de váter, como nuestros propios residuos, dicho finamente, se desintegran casi totalmente (también depende de la altura del piso en el que vives). Cualquier otra cosa no acaba deshaciéndose, es por ello que debemos limitar y controlar aquéllo que tiramos por el váter.

Toda esta agua se lleva a la depuradora, que después de filtrar el agua por unas rejas, unas bacterias acaban de eliminar las partes sólidas que puedan haber quedado. Un vez hecho todo el proceso de depuración el agua va a parar al mar.

Cuando hay grandes lluvias, se hace uso de unos depósitos de agua (el de debajo del Parc de Joan Miró es visitable) aligerando esta estructura subterránea y evitando en muchas ocasiones que las tapaderas de las alcantarillas se levanten. Todas esta agua almacenada se usa para el riego de parques y fuentes decorativas.

Una curiosidad es que existe un cableado dentro de los túneles; se trata de la fibra óptica. Es el único cable que puede aprovechar estos túneles ya que ni el agua ni la humedad interfieren en la comunicación.

Fotos de la visita a la cloacas.

Más información de las cloacas.


Ver Visita alcantarillas Paseo San Juan en un mapa más grande