Curiosidades sobre la Universidad Abat Oliba

Barcelona es el destino de muchos estudiantes del mundo por varios motivos, pero sobretodo por el buen nivel de estudios, ya que en Barcelona se encuentran  algunas de las universidades o masters más importantes y que forman parte de los rankings más famosos.

Por otro lado  su emplazamiento, con mar y montaña, un clima mayoritariamente soleado, y una historia palpable en las paredes del barrio gótico o del borne,  la hacen todavía una ciudad más atractiva para cualquier extranjero.

Varias son las universidades en Barcelona que ofrecen un amplio abanico de estudios y gran parte de éstas rinden homenaje a algún personaje, ya sea por su origen o por su nombre.

En esta ocasión hablaremos de la Universidad que lleva el nombre de Abat Oliba, un monje benedictino catalán que vivió durante la Edad Media (971 – 1046). Fue biznieto de Guifré I el Pilós y siendo hijo y nieto de condes renunció a su alto linaje para convertirse en monje y posteriormente en Abad. Su posición, estudios y nivel intelectual le ayudaron a favorecer los contactos culturales con Europa y a patrocinar fundaciones y reformas de monasterios. Fue escritor y promovió la creación de una escuela de poesía en latín.

Algunas instituciones catalanas, sobre todo educativas, han incorporado el nombre de este gran intelectual en su homenaje.

Estudios Barcelona

El edificio, protegido por el Ayuntamiento de Barcelona como patrimonio histórico de la ciudad, se encuentra rodeado de áreas ajardinadas y fue en su momento, junto con el terreno que ocupa la torre de Bellesguard, el palacio de Martí I l’Humà.

Posteriormente se edificó el convento del Redentor con su Iglesia de las Oblatas del Santísimo Redentor de la mano de Bernardí Martorell, arquitecto discípulo de Gaudí.

En 1973, la Fundación San Pablo CEU reformó el convento para fundar la Universitat Abat Oliba CEU. En la reforma se mantuvo íntegramente el claustro y la iglesia, la cual es ahora el Aula Magna de la Universitat y uno de los espacios más representativos del modernismo catalán.

 

Tienda de carteles antiguos | Barcelona

“Prohibido Fijar Carteles” es una tienda de carteles de época originales que te hace retroceder en el tiempo. Situada en el corazón del born tienen carteles de todo tipo de temática, origen y tamaño.

Tienda de carteles antiguos Barcelona

Carteles políticos, publicitarios (alimentación, higiene, limpieza), de deportes, de ferias y exposiciones… decoran el espacio de manera aparentemente desordenada. Los más antiguos fechan de finales del s.XIX, inicio del cartelismo, y pasando por el modernismo, art-deco y diferentes vanguardias del s.XX llegan hasta los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

Todos los carteles están muy bien clasificados y almacenados. Los que están en peores condiciones se hacen entelar, es decir, se adhieren a una tela para mejorar su conservación (de todas formas se podrían despegar si fuera solicitado). Los precios oscilan desde los 50 euros hasta más de 2.000 euros, dependiendo de la época, el tamaño, la conservación, el diseñador del cartel y otros factores.

El espacio había sido una antigua librería que se llamaba “Llibres i papers antics” (Libros y papeles antiguos), que había sido de la misma familia que, desde 1980, reconvirtió el negocio orientándolo a otro tipo de papel. Una puerta de cristal te invita a entrar, un  pequeño mostrador sin interés te recibe a mano izquierda y a mano derecha un cartel prohibe entrar a las mujeres sin medias.

Tienda prohibido fijar carteles Barcelona

El local es alargado pero de los tres espacios que se observan a lo largo, solo está al abasto del visitante el primero. Los techos son altos con vigas de hierro, que permiten colgar los carteles más largos, y los acabados son de madera centenaria. El entorno, seguramente, recuerda la librería vieja que fue.

Descubrimos este pequeño tesoro de carteles antiguos y originales en el borne porque buscábamos un cartel de este tipo para decorar nuestra cocina.

Después de mucha indecisión, finalmente nos decidimos por el de pasta Barilla, que podéis ver a un lado de la imagen superior. En cuanto lo tengamos colgado os lo “presentaré” ubicado en su nuevo hogar.

Aunque no tengáis la intención de comprar ningún cartel, vale la pena pasarse para cotillear toda su colección no solo por los carteles sino por el encanto del lugar. Y, quien sabe, quizás salís con un cartel bajo el brazo.

Dirección: Carrer Assaonadors 10, 08003 Barcelona

Teléfono: 932 681 320

Horarios: de lunes a viernes de 16h a 20h

Web oficial de Prohibido Fijar Carteles, donde podéis ver todos los carteles que están a la venta junto con sus tamaños y precios.

Rambla Catalunya, jirafa Coqueta y toro Pensador | Barcelona

Rambla de Catalunya es un paseo de Barcelona que siempre ha quedado a la sombra de Paseo de Gracia o las Ramblas, a pesar de ello también tiene un encanto especial y señorial que atrae tanto al visitante como al barcelonés durante cualquier estación del año.

Rambla de Catalunya, Barcelona

Con Restaurantes y cafés, tiendas centenarias, edificios modernistas y alguna que otra iglesia y galería de arte, en Rambla Catalunya se puede disfrutar de un paseo tranquilo a la sombra de los tilos.

Vale la pena pararse a observar lugares tan bonitos o particulares como (en orden de bajada desde la Diagonal):

  • La Casa Serra de Puig i Cadafalch de 1908, actual sede de la Diputación de Barcelona (esquina con Diagonal).
  • La iglesia de la Mare de Déu de Montsió (núm. 115 de Rbla Cat) que ha viajado por Barcelona en varias ocasiones hasta su actual ubicación.
  • El restaurante La Bodegueta (núm. 100 de Rbla Cat) de 1942, lugar auténtico, con olor a vino de barril, al que se accede por unas escaleras estrechas,  y donde sirven tapas o platillos deliciosos.
  • La farmacia Bolós (núm. 77 de Rbla Cat) de estilo modernista con una puerta de madera y vidrio emplomado.
  • La ferretería Villà (núm. 54 de Rbla Cat) de 1912 también de estilo modernista donde continúan el oficio atendiendo como en el siglo pasado, dicen.

Ya han pasado a la historia otros comercios emblemáticos de Rambla Catalunya como el colmado Quílez, uno de los más emblemáticos de Barcelona, o la galería de arte Prats, que había sido una sombrerería.

Jirafa coqueta, Rambla de Catalunya

A ambos extremos de Rambla Catalunya delimitan el paseo unas estatuas de animales humanizados de carácter irónico. Junto a Gran Vía, tenemos al toro Pensador y en avenida Diagonal nos sorprende la jirafa Coqueta. Ambas estatuas son de Josep Granyer y están inspiradas en obras maestras como el pensador de Rodin y Paulina Bonaparte de Antonio Cánova, respectivamente.

El origen de estas piezas viene dado por una reivindicación de la asociación de “Amics de la Rambla de Catalunya” para proteger el paseo de un proyecto devastador; querían convertir la rambla en una arteria de circulación. Por ello recurrieron al arte para impedirlo vendiendo el paseo como un parque de esculturas de Josep Granyer, proyecto que salvó la rambla pero que no se llevó a cabo en su totalidad, dado que en vez de diez estatuas que debían decorar cada una de las esquinas del paseo, sólo se hicieron la primera y la última; la jirafa Coqueta y el toro Pensador.

Desde el blog agradecer a estas pequeñas asociaciones que con su esfuerzo y empeño han conseguido mantener pequeños tesoros de Barcelona.